Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in comments
Search in excerpt
Search in posts
Search in pages
Search in groups
Search in users
Search in forums
Centro de Inversores
Comunidad
Desarrollo Minero
Galeria
Noticias
Nuestra Empresa
Nuestra Empresa Galería
Productos
Recursos Humanos
Slider
Social Netwoks
Noticias

Noticias

Solución de acero para Metrobus

25 ene 2017

Print this pageEmail this to someoneShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on TumblrShare on LinkedIn

El cliente Cinter desarrolló una nueva forma de construcción para el Metrobus que reemplazó aluminio por acero, resolvió problemas de filtraciones y permitió al gobierno ahorrar un 30% en el costo de los 6.800 m2 de cubierta de los paradores.

Una larga línea amarilla en la Ciudad de Buenos Aires. Comenzó en 2009 en toda la Avenida Juan B. Justo y en 2013 continuó por la Avenida 9 de Julio. El Metrobus transformó el paisaje urbano con aleros metálicos, colectivos de fuelle y carriles exclusivos que permitían reducir hasta en un 40% el tiempo de viaje en dichos trayectos.

Las obras avanzaron y a mediados de 2016 el área de Proyectos de Transporte Urbano dependiente del Ministerio de Transporte de la Nación, recibió una propuesta técnica de Cinter SRL, empresa cliente de Ternium Siderar especialista en construcciones, para las obras correspondientes al Metrobus RN3 en La Matanza, Provincia de Buenos Aires, donde Cinter es subcontratista de la Unión Transitoria de Empresas (UTE) que ejecuta esa obra.

Luego de analizar los detalles del trabajo, el equipo de Cinter detectó al menos dos problemas a resolver. El primero un esquema constructivo que presentaba riesgos hidráulicos (problemas de goteras) y el segundo, un alto costo del aluminio, principal material de las cubiertas de los paradores.

“Este proyecto permitió un análisis de los aspectos técnicos y una sustitución del aluminio por el acero permitiendo resolver los problemas de estanquedad sobre las cubiertas, sin selladores ni perforaciones y un ahorro superior al 30% en el costo de los 6.800 m2 de cubierta de los paradores; la mejora hizo que la nueva solución fuera adoptada por el área de Proyectos Urbanos del Ministerio de Transporte para implementarla en los próximos paradores a licitar”, comentó el arquitecto Alfredo Dotta, encargado del proyecto en Cinter.

En esta búsqueda por una mejor solución existieron algunas exigencias adicionales para asegurar la viabilidad del proyecto: requisitos antivandálicos, limitaciones de espesores de chapas y fundamentalmente producir una tonalidad específica de amarillo (Pantone 143).

Trabajo en equipo

La dirección Comercial, conjuntamente con el área de Productos de Ternium Siderar, mantuvieron reuniones con el equipo de Cinter estudiando distintos espesores y anchos de chapas y principalmente el desarrollo del color especificado para su aprobación:

“Se batieron records para conseguir en los plazos requeridos el producto. La idea provino de Cinter, un cliente importante para Ternium Siderar, el cual apeló a la creatividad frente a un año de baja actividad en la construcción. El área de Productos junto al proveedor de pinturas Beckers, fueron piezas fundamentales para llegar al material requerido a tiempo”, destacó José Brein Inspector Comercial responsable de la cuenta de Cinter en Ternium.

La estética original constaba de bandejas de aluminio dobles transversales que se sellaban entre sí y generaban el techo y el cielorraso. La solución propuesta por Cinter fue la de un techo totalmente estanco, con chapas Ternium de espesor 0.7mm conformadas longitudinales, sin perforaciones, lo cual no solo resuelve los problemas de goteras, sino que lo convierte en antivandálico.

Debajo de este techo y para mantener la estética de todos los metrobuses ya ejecutados, se colocaron bandejas transversales de 0.9mm de espesor, plegadas y punzonadas de color amarillo. Las mismas se fijaron a perfiles conformados tipo C pregalvanizados.

El nuevo corredor, que va a contar con una extensión de 16 km desde el km 32 de la Ruta 3 hasta la Estación Ramos Mejía (Avenida de Mayo y Rivadavia), estará listo en el primer trimestre del 2017 y beneficiará a 240.000 personas de la zona más poblada del área metropolitana. A la fecha, ya se encuentran instaladas 6 estaciones de las 36 que lleva la obra.